Puntualmente, a los Mahecha Casas los señalan por haber sido promotores de la renovación del hotel Quarzo Bal Harbour (en Miami, Estados Unidos), en el que 160 personas —la mayoría colombianos— invirtieron sus recursos que vieron perdidos cuando el proyecto fracasó, indicó El Espectador.

La Corte de Quiebras del Distrito Sur de Florida designó a este caso al agente liquidador Drew Dilleworth, que aseguró, según el diario, que los Mahecha Casas tomaron parte del dinero de los inversores para gastos personales, como un apartamento en Miami y varios carros BMW, para andar por la ciudad.

En ese sentido, dice el diario, el agente le recomendó a la corte procesar a la familia bogotana, que tiene lujosas propiedades en Colombia —además de acciones en la sociedad dueña de las clínicas El Country y La Colina—, por 18 cargos.

En abril, la Corte de Quiebras le hizo llegar al Ministerio de Relaciones la notificación para los Mahecha Casas, de un “llamamiento a juicio y notificación de pre-juicio en un procedimiento litigioso”, para “la recuperación de activos distraídos [o sustraídos] de la entidad en quiebra por montos superiores a 40 millones de dólares”, citó el periódico.

Para este 2 de junio, los Mahecha tenía previsto un “conferencia previa al juicio”; sin embargo, el rotativo no señala si esta se hizo, teniendo en cuenta que la Cancillería notificará a la familia cuando se reabran los juzgados.

De acuerdo con La W, el Fideicomisario Liquidador logró recuperar cerca de 10 millones de dólares de los inversores; pero aún están en juego 30 millones de dólares de cientos de personas, en las que, de acuerdo con El Espectador, se encuentra el general retirado Mario Montoya.