El caso se presentó en el Hospital San Rafael de Fundación, Magdalena, donde contrataron médicos para una UCI que se abrió en septiembre del año pasado, indicó El Heraldo.

El hombre aplicó presentando diplomas y documentos de la Universidad de la Sabana, con los que consiguió el trabajo. No obstante, dijo el diario, la gerente del hospital, Diana Celedón, empezó a dudar por rumores que surgieron sobre la autenticidad de los títulos y fue cuando se solicitó a la institución verificar si el supuesto médico si era egresado de ahí.

La Sabana contestó a la solicitó del hospital de Fundación, a mediados de mayo, señalando que el supuesto médico no estaba registrado como graduado y, por lo tanto, “el diploma y acta que se anexaron a la petición de verificación no fue expedido por la universidad”, indicó la gerente, citada por el medio.

Lee También

El presunto impostor, agregó Blu Radio, trabajó durante 8 meses en el hospital y recibió mensualmente 30 millones de pesos, como salario.

Por este caso, la gerencia del hospital interpuso una denuncia ante la Fiscalía por los delitos de falsedad en documento privado, fraude procesal y peculado; además, el caso se llevó al Tribunal de Ética Médica de Magdalena, para que el hombre sea sancionado disciplinariamente.

Por supuesto el hombre fue retirado inmediatamente del hospital, mientras las autoridades adelantan la investigación correspondiente.