La información probatoria que reposa en la Corte revela que fueron dos empleados de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) los que denunciaron que se veían obligados a cederle a Salas parte de su sueldo, informa RCN Radio.

Además del cobro irregular que Salas les habría hecho a los trabajadores en cuestión, en 2002, 2003 y 2007, la Corte investiga si ese dinero se lo entregaba Salas a su esposa, quien a su vez sería la representante legal de una iglesia cristiana, señala la emisora.

La Corte, según W Radio, tomó la decisión de decretar la muerte política del excongresista en 2011 por exigirles diezmos a sus empleados, además de que obligó a por lo menos 28 personas bajo su mando a realizar labores en la mencionada iglesia cristiana, trabajos que no tienen relación con el sector legislativo.

Luego de la decisión de la Corte, ahora el sindicado deberá responder penalmente por este caso, sentenció la emisora.