Este nuevo caso de abuso sexual en Colombia consterna no solo porque la víctima hace parte de una población altamente vulnerable, sino porque, como pocas veces, la acción del agresor quedó completamente grabada de principio a fin.

Otra cosa que llama la atención es que un medio de comunicación decida publicar las imágenes que, aunque difuminadas en un intento por minimizar el impacto de la execrable acción, dejan ver en toda su extensión cómo se consumó el delito.

Impresiona la manera en que el victimario se aprovecha del estado de indefensión en que se encuentra la habitante de calle en una puerta al lado de un local comercial, y la reduce con rapidez.

Ocurrió en la noche del martes pasado, en la calle 17 con carrera 7 de Ciénaga, indica el reporte que hizo del hecho Hoy Diario del Magdalena.

A ese lugar llagó el agresor y sacó de donde estaba, de un jalón, a su víctima, para después tirarla sobre el piso de baldosas.

‘Helen’, como estableció el periódico del Magdalena que se llama la mujer, opuso resistencia, pero finalmente fue sometida por su atacante, del que en primera instancia se puede decir que es de contextura delgada, vestía camiseta clara, un bluyín remangado, estaba descalzo y cubría su cabeza con una gorra roja.

En el video, registrado por una cámara de seguridad de una droguería, según el mismo medio, es claro que la víctima grita pidiendo ayuda, pero no obtiene respuesta.

La mujer, en un estado claramente famélico, también golpea como puede al hombre y manotea sin poder quitárselo de encima. Su inferioridad posibilita que el agresor consuma su ataque.

Su pesadilla dura casi dos minutos y medio, una eternidad que quedó registrada en el video y que ya está en poder de la Policía y la Fiscalía para dar con el paradero del victimario.