El grupo guerrillero manifestó en un comunicado que desde hace 30 años no hacen presencia en el departamento de Córdoba, zona en donde Hurtado fue asesinada.

Frente a esta situación, el expresidente señaló que el ministro Guillermo Botero corrigió la información que había suministrado y que los responsables son miembros del Clan del Golfo.

Botero, por su parte, indicó que las investigaciones del asesinato de Hurtado continúan. “Aún no se ha determinado con total certeza el autor de este execrable hecho”, manifestó en su cuenta de Twitter.

Respecto al crimen perpetrado contra la mujer en Tierralta, la Alcaldía de ese municipio desmintió que ella era líder social, citando las declaraciones de su pareja sentimental.

Sus hijos recibirán apoyo psicosocial y quedaron bajo la protección de una madre comunitaria, dijo el ICBF en su momento.

Noticias Uno afirmó que la mujer de 34 años fue amenazada en un panfleto emitido por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, era reclamante de tierras y se dedicaba a las labores del reciclaje.