Ese día, los soldados adelantaban un operativo contra el narcotráfico en el Cauca pero el helicóptero desapareció y después lo hallaron estrellado. Sin embargo, las dudas ahora se centran en los motivos que causaron ese impacto, indicó Caracol Radio.

Los interrogantes surgen por un documento que difundió la emisora en el que se ve que la Fiscalía tipifica el caso como un homicidio, pese a que el Ejército les dijo a los familiares de las víctimas que había sido un accidente.

“En el siniestro fallecieron el mayor Pedro Ignacio Granados Salcedo, el capitán Edson David Quintero Sánchez, el sargento segundo Ramiro Santos Carvajal y el cabo primero Eduardo Ruiz Gutiérrez”, indicó la emisora.

Precisamente, Jaime Granados, hermano de uno de ellos, aseguró que la institución oculta información porque él tiene datos de “una fuente amiga del Gobierno” que le dijo que el helicóptero había sido “impactado”; aseguró que un año después siguen sin darles respuestas.

El familiar del soldado considera que esto lo hacen para no revelar por qué a su hermano le cambiaron el itinerario, pues luego de dejar a unas tropas “lo hicieron devolver a recoger unos kilos de clorhidrato de cocaína”, y fue allí cuando todo sucedió.

Además, señaló que esa aeronave estaba adscrita a la Tercera División del Ejército, entonces comandada por el hoy capturado general (r) Jorge Romero, por actos de corrupción, y bajo la inspección del general Nicacio Martínez.