Corferias comunicó que la Subred Integrada de Servicio de Salud Centro Oriente E.S.E., operador del Hospital Transitorio Temporal, entregó las instalaciones, que sirvieron para atender personas con emergencias diferentes al coronavirus, para que los hospitales les dieran prioridad a los pacientes infectados con la pandemia.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de Bogotá, citada por Blu Radio, en esas instalaciones se atendieron 515 personas y nunca llegó a tener una ocupación del 100 %.

Alejandro Gómez, secretario de Salud del Distrito, indicó en la emisora que se está haciendo una auditoría interna a la liquidación del contrato para confirmarles a los ciudadanos que “no se perdió ni un solo peso”, y que no se pagó ningún sobrecosto.

La noticia se conoce un día después de que la alcaldía de Claudia López anunciara que se iba a redistribuir las camas UCI destinadas para casos de coronavirus, con el fin de que se utilicen para otras enfermedades.

Esa decisión se tomó luego de que la ocupación de las camillas de cuidados intensivos bajara su ocupación a menos del 50%, después de haber alcanzado una del 90 %, como dice el siguiente trino del Distrito:

Eso no quiere decir que la pandemia haya desaparecido de Bogotá. Todo lo contrario, según las autoridades, se espera que en noviembre haya un segundo pico, teniendo en cuenta que cada vez hay más gente en las calles.

No obstante, por lo que parece, ese segundo brote, que ya se está dando en países como Canadá, España y Francia, no tendrá la misma intensidad que el primero.

Con el cierre del hospital temporal de Corferias, ese centro de eventos se prepara para reactivarse económicamente a partir de noviembre.