El cuerpo de la menor de edad, de 14 años, fue hallado desnudo en uno de los pasillos del cementerio municipal de Segovia, el pasado lunes, un día después de que su familia hiciera una colecta de dinero para darle sepultura, según informó Teleantioquia.

El medio local recogió la declaración de la coordinadora de Infancia y Adolescencia, Tatiana Vanegas, que identificó a la joven como “Angeli Úsuga” y dijo que había sido asesinada el viernes pasado, en el vecino municipio de Remedios.

“Fue exhumada y expuesta en los pasillos del cementerio”, agregó la funcionaria, pues serán ahora las autoridades competentes las que investiguen quién la asesinó y quién profanó la tumba.

Otro de los que reaccionó frente al macabro hallazgo, y cuyas imágenes circularon en redes y en grupos de WhatsApp, fue el alcalde de esa población antioqueña, Didier Osorio, que en el canal local Proser Tv anunció que la Policía de Infancia y Adolescencia ya está al tanto de la situación, pues considera que “no es posible revictimizar una vez más a la familia de esa víctima”.

“Por Dios. Esto es un acto demencial, no ha tenido presentación, no ha tenido antecedentes en el municipio de Segovia, que saquen el cuerpo, lo profanen y lo expongan como un trofeo”, agregó Osorio.

Por el momento, las autoridades trabajan sobre dos hipótesis iniciales: que podría ser un caso de necrofilia o que los mismos asesinos acudieron a actos de sevicia para infundir temor, pues Noticias Caracol informó que, de acuerdo con un rumor, el cuerpo “había sido quemado y sometido a vejámenes sexuales”.

De Úsuga se conoció, según el informativo, que era estudiante de sexto grado y que la asesinaron a tiros, el viernes pasado, en un sector conocido como el Charco de Las Brujas.

Este es el informe de Teleantioquia, en donde se aprecia una de las imágenes censuradas.