Según explicó la Fundación Pares, a través de un informe, de estos 14 congresistas hay siete que “se encuentran validados” y siete “en validación por ingresos altos”. Es decir, que el Departamento Nacional de Planeación (DNP) les está revisando el puntaje “dado que sus condiciones no parecen coincidir con lo registrado en el sistema”.

Pares advierte que en los casos analizados se encontró que los congresistas hicieron las últimas actualizaciones en 2015, o en años previos,  y que desde que asumieron sus cargos “no han realizado modificaciones de sus condiciones socio-económicas, a pesar de recibir salarios que rondan los 40 millones de pesos”.

La investigación aclara que “los casos graves son los de aquellos con puntajes por debajo de los 59”, ya que ese es el tope para que un beneficiario pueda acceder a los subsidios y beneficios que el Estado les entrega a personas menos favorecidas.

“Por ejemplo, Niltón Córdoba Mayoma, senador del Partido Liberal del Chocó, quedó clasificado con un puntaje de 28,53 sobre 100 que, de ser validado, le daría derecho a subsidios y ayudas de 11 entidades del Estado”, alertó Pares.

La Fundación comparó los puntajes de varios de estos congresistas con el de un empleado del programa distrital Escobitas, que marcó 18,66, y estableció que hay varios cuya calidad de vida, en el papel, se acerca más al trabajador distrital que a la de un parlamentario.

En las 14 imágenes que compartió Pares se destaca que solo cuatro de ellos tienen puntajes altos que no les permitiría recibir beneficios (Carlos Julio Bonilla-64,20; León Fredy Muñoz, 79,15; Mónica Liliana Valencia, 75,84; y Silvio José Carrasquilla, 66,53).

El Tiempo consultó “fuentes” del Departamento de Planeación y la respuesta fue que se trata de una base de datos en la que figuran “muchos de los colombianos”, y que “estar en ella no implica que se esté cometiendo algún delito“.

También, que varios de los congresistas que aparecen allí aseguraron no tener claridad sobre por qué sus nombres figuran en este listado, y que, explicaron, “no han tramitado ni recibido los beneficios de estar en el Sisbén”.

Finalmente, varios de ellos se comprometieron a hacer las correcciones que sean necesarias y a actualizar sus datos, ya que este informe los tomó por sorpresa.

Estos son los 14 nombres que entregó la Fundación Pares, y las imágenes que publicó de aquellos con puntaje que les permitiría acceder a beneficios.