La dueña de la vivienda advirtió a la pareja, que además de esperar un bebé tiene una hija de dos años, que los iba a desalojar porque le deben 1’300.000 pesos de arriendo, indicó Noticias RCN.

Pese a los ruegos de la madre de familia y que la Policía hizo presencia en el lugar, dijo el noticiero, la propietaria —con ayuda de vecinos— sacó las pertenencias de la pareja a la calle.

“Y yo les decía: ‘Pero ustedes son la ley; no sean así’. Me sacaron mis cosas, las cosas de mi hija las botaron en la calle”, manifestó llorando Brigite Obando, la mujer afectada.

La pareja ha sido una de las tantas golpeadas por la emergencia del coronavirus, pues, de acuerdo con el informativo, por la crisis provocada por la pandemia, el padre perdió su trabajo.

Ante la triste situación fue necesario que la alcaldesa de la localidad y las autoridades intervinieran, agregó el medio, para hacer cumplir el decreto presidencial que prohíbe los desalojos mientras esté decretada la emergencia sanitaria, que va hasta finales de agosto.

No obstante, lo único que pudieron hacer fue que la propietaria permitiera que la familia dejara las pertenencias en la vivienda, hasta cuando ellos encuentren otro lugar para vivir.