Las 46 vacas habían sido incautadas en un operativo de la Policía Nacional en Cubará, Boyacá, pues ingresaron, al parecer, de contrabando desde Venezuela y con documentación adulterada, informó Noticias Uno.

La Fiscalía puso entonces las reses en custodia del batallón Revéis Pizarro del ejército Nacional, en Saravena, Arauca, pero cuando estas iban a ser trasladadas a una planta de sacrificio se descubrió que 14 de ellas se habían perdido dentro de las mismas instalaciones de esa unidad militar ubicada en zona de frontera con Venezuela, precisó el medio de comunicación.

Por si fuera poco, tan solo 20 minutos después de haber salido del mencionado batallón, los 32 bovinos restantes fueron robados en un asalto a los camiones en los que, finalmente, eran transportados, añadió el informativo.

El medio indicó además que, a la fecha, ningún miembro del Ejército es investigado penal o disciplinariamente por la pérdida del ganado.

Noticias Uno recordó, además, un hecho similar ocurrido en el 2014, cuando 98 reses de contrabando fueron incautadas y luego robadas por hombres armados pese a que estas iban custodiadas por la Policía cuando eran transportadas.

“El problema es que por el hueco que pudieron haber salido los semovientes, se podría entrar la guerrilla”, anotó el periodista Enrique Tapias, quien presentó el informe que se puede ver a continuación: