Palomino considera que tanto él como su familia fueron víctimas de las acusaciones que lo vincularon con una supuesta red de prostitución en la institución y por eso les exigió una serie de cosas para resarcir los daños, indicó El Tiempo.

En primer lugar, señala que el Ministerio Público, que en 2016 estaba encabezado por Alejandro Ordóñez, le abrió una investigación por supuestamente incurrir en delitos como proxenetismo, inducción a la prostitución y trata de personas con miembros la Policía Nacional.

Dicho proceso comenzó, según el general retirado, porque Vicky Dávila, que para ese momento era la directora de LA FM –emisora de RCN Radio–, hizo una difusión “masiva y persistente sobre lo que se calificó como hechos irregulares” de varios policías.

El documento citado por ese diario también señala a la periodista de “crear de su imaginación” dicha red conocida como ‘comunidad del anillo’ y endilgarle al oficial retirado “hechos que a la fecha no fueron probados”.

La demanda señala que a manos de la periodista llegó un audio de un coronel que acusó a Palomino de perseguirlo laboralmente por no aceptarle una propuesta sexual cuando era cadete. Los abogados del oficial dicen que esa grabación fue “replicada y difundida sin ninguna clase de pruebas y sustento por parte de RCN Radio, a través de la emisora LA FM”.

Palomino señala que las acusaciones en dicha emisora y la posterior rueda de prensa de la Procuraduría provocaron que dejara de ser un funcionario público para que la opinión pública lo viera como “el líder de una red de prostitución homosexual” y “un proxeneta que indujo a miembros de la Policía a prácticas homosexuales”.

Por otro lado, la defensa del general (r) también recuerda en el documento que la Procuraduría absolvió a Palomino de una investigación disciplinaria que le abrió en 2015 y que la Fiscalía le archivó dos procesos, incluido uno por constreñimiento a la prostitución.

Es decir, señala Palomino, que ninguna de las investigaciones en su contra prosperó y como consecuencia de todo esto, pide que a la Procuraduría y a RCN Radio se les declare responsables y se les ordene el pago de una indemnización por afectar el “honor policial” del que gozaba en ese momento por una carrera de 38 años con 110 felicitaciones y sin “reproches respecto de su actuar dentro de la Institución”.

Ese monto rondaría los 9.000 millones de pesos que se repartirían, según El Tiempo, en al menos 16 integrantes de su familia como su esposa, hijos, hermanos y nuera, que sufrieron todo tipo de “daños y perjuicios”.

Pero las peticiones no acaban ahí. Palomino también pide que la Procuraduría y RCN Radio ofrezcan excusas públicas en medios de comunicación, que “diseñen manuales de manejo de divulgación de información, que coordinen una misa por Palomino y su familia, y que otorguen garantías de no repetición”, agregó el medio.