La molestia del padre Rodríguez, de la parroquia Nuestra Señora de Chiquinquirá (Barranquilla), tiene que ver con que operadores de Electricaribe le cambiaron el contador de la energía en la iglesia a finales de septiembre de 2019, y después de eso le llegó una factura por 11 millones de pesos, según mostró en CM& Noticias.

Ocho días después, contó el religioso, le llegó otro recibo por 5 millones de pesos. “Nosotros no hemos consumido esa energía, y esto está en reclamo”, aseguró Rodríguez en el noticiero.

“Cada mes, la empresa le sube un poco al servicio, y como es poquito la gente no reclama, pero con todos los usuarios que hay eso es un robo exagerado que tienen cada mes”, advirtió el sacerdote.

El disgusto Rodríguez es evidente sobre todo cuando denuncia que aunque elevó la queja a Electricaribe y a la Superintendencia de Servicios Públicos, hasta la fecha no obtiene respuesta.

“Acudimos a la Superservicios y han hecho caso omiso a nuestro reclamo. Nunca nos han atendido ni nos han dado respuesta favorable a nuestras peticiones”, agregó el hombre.

El sacerdote también habló en Noticias Caracol y allí reconoció que tuvo “una pelea con los que vinieron” a cambiar el contador, y que luego de eso la tarifa se elevó de manera sorprendente, ya que pasó de pagar un millón ochocientos mil pesos mensuales de energía a 11 millones de pesos.

El sacerdote dejó la biblia a un lado y aprovechó la misa para mostrar las facturas a sus feligreses, y fue allí en donde dio un sermón dedicado a Electricaribe.

“La palabra de Dios nos invita, precisamente, a denunciar los atropellos y toda clase de injusticias contra el pueblo, especialmente contra una iglesia que presta un servicio desinteresado a la comunidad”, dijo, según captó el noticiero.

Varias personas se sumaron a la protesta del religioso y con megáfono en mano alzaron su voz de rechazo, y el coordinador de la liga de usuarios de servicios públicos, Norman Alarcón, destacó en el informativo que la “infraestructura eléctrica está completamente destruida”, y que se necesitan recursos urgentes para dar solución a ese problema.

“Hoy es 30 de septiembre y, por fin, nos desembarazamos de Electricaribe, que tantos dolores de cabeza les dio a millones de habitantes de la Costa”, dijo Alarcón que, junto al padre, le dieron la bendición a la nueva empresa que asumirá las riendas de este servicio.

Esta es la queja del sacerdote en Barranquilla (desde el minuto 15:31).