El Centro Regional de Monitoreo Hidrológico y del Clima de la CAR reportó que las constantes lluvias en el centro del país podrían generar el desbordamiento del río Bogotá en su cuenca alta.

El riesgo de desbordamiento en la cuenca media es tan alto que la mencionada entidad tuvo que abrir las compuertas de Alicachín con el fin de evitar inundaciones en la zona urbana de Bogotá. 

La CAR señala que en la próximas horas podrían ser abiertas otras compuertas, lo que generaría un incremento en el caudal de la cuenca baja del río Bogotá y posibles crecientes en los ríos Apulo, Calandaima y zonas planas aledañas. 

“Según pronósticos del IDEAM se espera que continúe el aumento de las precipitaciones este fin de semana festivo, situación que intensificará los niveles del río en las zonas mencionadas”, apunta la entidad.