El Distrito señaló que 148 de las camas de cuidados intensivos destinadas para casos de COVID-19 son ocupadas por personas a las que se les confirmó el virus, mientras que en 353 están pacientes sospechosos de padecer la pandemia, lo que, en total, representa una ocupación del 64,98 %.

Los datos corresponden al 100 % de 59 IPS priorizadas, aclaró la alcaldía.

Aún quedan 771 camillas disponibles; sin embargo, si la ocupación alcanza el 75 %, Claudia López, mandataria de la ciudad, podría decretar alerta roja y tomar medidas más estrictas para combatir la pandemia.

Bogotá ya se encuentra en alerta naranja, luego de sobrepasar el 50 % de la ocupación. Esa medida significó que la administración tomó el control de las camas de las UCI, buscando balancear la situación de la red hospitalaria de la ciudad.

Actualmente, la capital concentra el mayor número de casos de coronavirus en el país, que ya superó los 60.000. Por lo mismo, el Gobierno Nacional entregó más respirados para las UCI de Bogotá.