Según explicó el presidente de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, Héctor Alarcón Granobles, Moreno debe continuar en prisión como presunto responsable en la “celebración indebida de contratos y peculado por apropiación”, debido a que está inmerso en irregularidades en el contrato de ambulancias en Bogotá, por un monto de 67.000 millones de pesos, en 2009.

“De acuerdo con las pruebas recaudadas, el exsenador Moreno Rojas habría influido decisivamente en la selección de la Unión Temporal Transporte Ambulatorio Bogotá, a la que se adjudicó el contrato de ambulancias, así como en la distribución de pagos indebidos a servidores públicos del Distrito y a particulares, por valor superior a los 6.000 millones de pesos, incluido el procesado y su hermano Samuel Moreno Rojas”, dijo Granobles por medio de un video.

Según la evaluación que hizo el funcionario, las explicaciones que dio Moreno, el pasado 10 de marzo, no lograron convencer a los magistrados de la Corte, y eso se ve reflejado en la nueva decisión.

El exsenador paga una condena de 14 años debido al papel que ejerció dentro del denominado carrusel, mientras que su hermano, el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno, purga varias condenas que suman más de 30 años.

Los dos pidieron acogerse a la Justicia Especial para la Paz en busca de una rebaja de pena, con el argumento de que pueden aportar a la verdad histórica del conflicto.