Uno de los contratos es el de la construcción del megaparque El Porvenir de Bosa, con un costo de 24.763 millones de pesos, de acuerdo con la unidad investigativa de El Tiempo.

La adjudicación de la obra fue hecha, en tiempo récord, a la firma Comingel S.A., pese a que su dueño, el barranquillero Jorge Alejandro Mejía, había sido investigado por obras similares, según el diario.

A la empresa de Mejía se le adjudicó el 40 % del consorcio Parque Porvenir 2015 el 20 de noviembre de ese año y el 29 de diciembre, dos días antes de que Peñalosa se posesionara, se inició la obra, de acuerdo con el acta que conoció el medio.

Al día siguiente, la empresa recibió un adelanto de 9.681 millones de pesos y, el 5 de enero del 2016, subcontrató a la firma Transportes Lamd, dedicada a explotar canteras y yamicientos mineros, que recibió 5.404 millones de pesos, dice el rotativo.

En la época, el IDRD calificó con 1.280 puntos a la firma por su supuesta experiencia en este tipo de obras, informa El Tiempo, lo cierto es que la obra tuvo retrasos considerables por lo que terminó en imposición de multas y se decretó la caducidad de los contratos por incumplimiento.

De igual manera, la empresa de Mejía y la que contrató  se quedaron con la licitaciones de las obras de los parques vecinales del Rincón de Suba, presupuestada en 9.682 millones de pesos, según el rotativo. Por ese proyecto también se hizo un millonario adelanto y posteriormente se registraron atrasos.

El IDRD entregó esas obras al empresario barranquillero, pese a que en el 2014 el alcalde de Valledupar de ese entonces, Freddy Socarrás, denunció anomalías en una obra que se le adjudicó  a la empresa y por lo mismo envió el caso a la Fiscalía, de acuerdo al medio.

Según el medio, en esa obra Mejía se asoció con Construccions Hilasaca Ltda., que está relacionada con Alfonso ‘El Turco’ Hilasca, investigado por el ente acusador por homicidio y extorsión agravada.

La Personería de Bogotá ya tiene en la mira los contratos de las obras de la capital.

Montes, por su parte, se encuentra procesado por el control interno del IDRD por iniciar obras sin los diseños de esas estuvieran listos y sin interventoría, informa el diario. Además, recientemente la Fiscalía pidió al instituto información sobre los contratos que firmó el ex subdirector de construcción.

El ingeniero, que fue el que grabó al senador Petro cuando este recibía fajos de billetes, se encuentra fuera del país. Viajó a Suiza luego de que se vio involucrado en el caso de ese video.