Los piques ilegales en ese sector de la ciudad casi terminan en tragedia, ya que el carro de alta gama del individuo se prendió fuego. El hombre logró escapar a tiempo y solo sufrió heridas leves, informó Noticias Caracol. 

Sin embargo, su lujoso vehículo no contó con la misma suerte. “El conductor perdió el control, ocasionó daños de pérdida total a su carro y además a otros dos que estaban estacionados”, detalló el coronel Gustavo Blanco, comandante de la Policía de Tránsito de Bogotá, en diálogo con ese medio.

Aparentemente, los conductores estarían aprovechando las vías que están solas por la cuarentena, y que están dentro de barrios residenciales, para hacer sus carreras, añadió ese informativo. 

El coronel Blanco agregó, en ese noticiero, que este no es un caso aislado y que los piques ilegales han venido en aumento, en diferentes zonas de la ciudad, desde que empezó la cuarentena por la pandemia de COVID-19. 

Hemos tenido más de 110 planes; tenemos 350 vehículos que han sido sorprendidos haciendo maniobras peligrosas y tenemos 250 inmovilizados. Algunos, de dueños en estado de embriaguez o bajo influencia de sustancias psicoactivas”, agregó, en ese canal. 

Uno de los casos registrados, más recientemente, ocurrió en la calle 26 (centro de Bogotá), donde se ve otro gran grupo de conductores atravesando la vía sin respetar los semáforos ni las señales de tránsito.  

Allí, el denunciante, un usuario de Twitter identificado como Andrés Duque, afirmó que las motos de la Policía llegaron al lugar, pero pareció que escoltaron a los carros, ya que en ningún momento aceleraron para sobrepasarlos y detenerlos.