El hombre, que es representante a la Cámara por el Movimiento Alternativo Indígena, dijo a la emisora que hay muchas personas que prefieren comprar las papas procesadas y así se ahorran todo el proceso de lavarlas y pelarlas, por lo que a ellos les recomendó revisar las etiquetas que traen los empaques; allí dice el origen del alimento.

Con lo anterior, para aquellos que buscan apoyar la producción de los campesinos, será más fácil saber si el producto es importado; además, Pachón recordó que muchas empresas extranjeras de alimentos congelados acabaron con las nacionales, aunque aún quedan algunas que siguen dando la batalla en el mercado.

Además de la presentación congelada, hay algunas que vienen fritas y en paquete, en estos casos también se puede revisar en dónde fueron cosechadas y, según explicó el líder, hay algunas que venden en peajes y semáforos que son importadas.

¿La papa que venden en supermercados y plazas puede ser importada?

En cuanto a estos casos específicos, César Pachón manifestó al informativo que todas estas son de origen nacional, pues existe un acuerdo con el Gobierno que impide importar papa fresca de otros países.

Esta información se da a propósito de las jornadas de venta de este producto que se han hecho en los peajes de las salidas de Bogotá y toda la zona cundiboyacense que, el pasado 14 de noviembre, registró un récord de ventas.