De acuerdo con el presidente de la Comisión, el representante Ricardo Ferro, la investigación se basa en una denuncia por tráfico de influencias e interés indebido en la celebración de contratos, informó la Radio Nacional de Colombia.

Los defensores de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) no tardaron en reaccionar. El senador Roy Barreras se mostró indignado por el hecho de que esa comisión rompiera su “inoperancia”, calificando este hecho como un “acto intimidatorio” contra el tribunal “propio del dictador Maduro y de partidos fascistas”:

Su colega en el Congreso, el senador Iván Cepeda, se pronunció en ese mismo sentido, califiando la decisión como una “artimaña de la campaña contra la paz”:

La periodista Cecilia Orozco Tascón no dudó en relacionar el hecho con una presunta directiva del partido Centro Democrático:

Por lo pronto, la comisión escuchará en versión libre a los magistrados “en busca de esclarecer la posible ocurrencia de las irregularidades“, indicó el medio.