Entre los críticos del Gobierno se atribuye la intención de objetar la ley estatutaria a una decisión del Centro Democrático, y por lo tanto del senador Álvaro Uribe.

Sin embargo, María Jimena Duzán asegura en su más reciente columna, “Duque, el débil”, que el responsable real sería “el cuestionado y desprestigiado fiscal Néstor Humberto Martínez”.

“El fiscal lo convenció de que era una pelea fácil de ganar y que él mismo iba a conseguir los votos”, sostiene la periodista, acusando a Martínez de haberse comprometido a “hacer el lobby en el Congreso para conseguir los votos necesarios”.

Pero no se detiene ahí. De acuerdo con la columnista, las dificultades que ha venido experimentado su aprobación en el legislativo lo habrían obligado a bajar sus expectativas, por lo que “ahora anda buscando un acuerdo político con el propósito de sacar dos de las seis objeciones”.

“Ha cogido vuelo la tesis de que se puede pasar por encima de los fallos de las Cortes, que son el soporte de nuestro Estado de derecho”

Duzán resalta que Martínez también ha sido crítico de los acuerdos, y particularmente de su impacto en la justicia. Dice que el jefe del ente acusador argumenta que “el sistema de priorizar los casos asumido por la JEP (…) es un camino que conduce a la impunidad“.

Pero, según ella, “se le olvida que en Justicia y Paz, por no priorizar los casos, la impunidad fue total porque el sistema colapsó en beneficio de los victimarios”.