La emisora reportó que de acuerdo con el Gobierno, este sitio fue seleccionado por su ubicación (Calle 63 con carrera 59) y porque cuenta con todos los estándares internacionales para el aislamiento de personas.

Además, dice que el hecho de albergar a estas personas allí “no pone en riesgo” a quienes frecuentan el centro deportivo ni a quienes habitan cerca del Centro de Alto Rendimiento.

Esto, explica la emisora, porque los colombianos que son repatriados de China hasta el momento no han presentado síntomas relacionados con la enfermedad, pese a que vienen del epicentro del coronavirus.

Pero El Espectador dio a conocer que deportistas y padres de familia fueron los primeros en mostrarse “indignados”, pues consideran que albergar allí a estas personas es un “riesgo innecesario”.

El periódico asegura que si bien el edificio escogido está separado de otras instalaciones por una malla, la molestia de los deportistas es porque esa es una de las entradas para dirigirse hacia las canchas de fútbol, en donde entrenan escuelas como la de Independiente Santa Fe.

Eso sí, el medio detalla que el complejo cuenta con 4.916 metros cuadrados y cinco pisos; que tiene gimnasio, piscina y restaurante, y que generalmente allí se hospedan grupos de deportistas que se alistan para competiciones internacionales.