La denuncia del extranjero la dio a conocer la Fiscalía, por medio de un comunicado, y allí se lee que luego de entablar conversación con ellas el hombre las “invitó a unos tragos”.

En medio de la rumba y luego de beber varias copas, el extranjero aseguró que empezó a sentirse “muy mareado”, y que sus dos acompañantes se ofrecieron “a llevarlo al apartamento de una de ellas para terminar la reunión”.

Pero el hombre dijo que se llevó una sorpresa al despertar “desnudo en la habitación de un motel”, y aseguró que le “exigieron 2 millones de pesos  para no publicar en las redes sociales fotos y videos de una supuesta relación sexual que habría sostenido con ambas”.

La Fiscalía dice que el extranjero, al que identifica solo como “un ejecutivo canadiense”, accedió a la exigencia y les entregó un millón 200 mil pesos, pero que las señaladas extorsionistas no quedaron conformes y le pidieron dos televisores (de casi un millón de pesos, cada uno) para completar la suma.

Precisamente cuando estaban comprando los electrodomésticos en un almacén de cadena de la capital antioqueña, la Policía fue alertada por el personal de seguridad y detuvo a las dos mujeres.

Una de ellas fue identificada como Inés Yohana Ochoa Puerta, de 31 años de edad. De la otra mujer, la Fiscalía dijo que es una mujer transgénero que en realidad se llama Esteban Marín Velásquez, de 23 años, y que se hacía pasar como ‘Estéfany’.

“A las aprehendidas se les incautaron 24 billetes de 50.000 pesos, dinero que habrían recibido de su víctima”, dice la Fiscalía, y explica que aunque estas dos personas no aceptaron cargos por delitos de extorsión agravada consumad, de todas formas un juez las envió a prisión.