Antes de cometer los abusos ocurridos en la localidad de Engativá, noroccidente de Bogotá, el secuestrador se mostraba cariñoso con su pareja pero todo cambió luego de que tuvieron un hijo, informó Blu Radio.

A partir de ese momento, el sujeto la encerró en una habitación y la amenazaba con un arma blanca. Así lo constató la familia de la víctima, añadió la frecuencia radial.

La mujer, quien también es víctima de agresión sexual, dijo a la emisora que de allí en adelante “todo empezó a empeorar”.

Ella comentó en la nota radial que denunció al padre de su hijo: “Me fui hasta la URI, puse mi denuncia y gracias a Dios este hombre va a pagar todo lo que me hizo a mí y al niño”, dijo, e invitó a las mujeres que también han sido maltratadas a que hagan lo mismo.

Aunque el hombre será procesado inicialmente por secuestro simple y acto sexual abusivo, se está evaluando qué otros delitos pueden imputársele más adelante, declaró el coronel Simón Cornejo, oficial de inspección de la Policía, a Noticias Caracol.