El corte se aplicará solo entre semana, de lunes a viernes, y se prolongará entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana, de acuerdo con el Instituto Nacional de Vías (Invías). Esto a excepción de los viernes, cuando comenzará a la medianoche y terminará a las 5 del sábado.

Por ende, los fines de semana no habrá cierre, y tampoco los días festivos. La medida también se suspenderá durante Semana Santa y en época de operación retorno, aunque no aplicará durante la operación éxodo.

Las obras que se llevarán a cabo en el sector en cuestión, de acuerdo con el Invías, incluyen la “estabilización de tres taludes en los sitios críticos”, además de “la construcción de un puente en el sector de Bermellón, en Tolima, y las conexiones viales del Intercambiador Américas”.

Este es el tramo de unos 46 kilómetros que experimentará el cierre por la crucial y esperada obra del túnel:

La Línea es el principal paso entre el centro y el occidente del país, entre Tolima y Quindío. Para dimensionar su importancia solo hay que ver que la vía alterna sugerida por el Invías para viajar entre las capitales de ambos departamentos es de más de 300 kilómetros, pasando por Pereira, Manizales, el Alto de las Letras, Fresno, Mariquita y Guayabal, entre otros, aumentando el tiempo de viaje en varias horas.

Esto pese a que la distancia geográfica entre ambas ciudades es de poco más de 50 kilómetros.