Dos de esos chats los compartió CM& Noticias en su emisión de este martes, y en ellos se lee que el hombre les pedía fotos comprometedoras a los adolescentes y luego los amenazaba con publicarlas en redes para incitarlos a que cada vez le enviaran más material.

“Manda videos solo de abajo, pero en ‘shores’ pegados. ¿Sí, plis? Solo de abajo… ¿Sí o no? O publico (en Facebook) el que estás mostrando tus senos y eso…”, dice la conversación, que compartió el noticiero.

La víctima, por su parte, le ruega que “no las suba. No haga eso…”, mientras que el depredador le exige que envié más fotos íntimas a cambio de no difundir las que ya le había mandado.

Fue así como Guerrero Galván, según la Fiscalía, logró engañar a cientos de menores de entre 9 y 14 años de edad, principalmente en Medellín, pues creaba perfiles falsos en Facebook en los que se hacía pasar por un menor de 11 años.

“Lograba fotos desnudos que, en últimas, eran usadas luego para extorsionarlos y obligarlos a generar más fotografías y videos de carácter pornográfico con tal de no avisarles a sus familiares y demás”, explicó en Noticias Caracol el director de Fiscalías de Medellín, Raúl González.

En el momento de la captura, en Hacarí (Norte de Santander), la Fiscalía dice que Guerrero Galván tenía “en sus redes sociales más de 10.000 fotografías” de los menores, las cuales comercializaba a cambio de grandes sumas de dinero.

El hombre fue presentado ante un juez y allí “aceptó su responsabilidad en los delitos de pornografía con menor de 18 años, actos sexuales con menor de 14 años y constreñimiento ilegal”.

Este es el momento en el que el Ejército traslada al capturado en helicóptero: