Todo se dio por una serie de trinos que publicó Cepeda, en los que llamó a Iván Duque “dictador”, porque, según el senador, el jefe de Estado ha intentado “desafiar e influenciar el poder judicial” para ayudar a Álvaro Uribe, al que la Corte Suprema de Justicia le ordenó la detención domiciliaria.

En ese sentido, el opositor indicó que está “estudiando” qué acciones interponer contra Duque para que “respete la independencia de poderes públicos como principio del Estado de derecho”.

Fue ahí cuando Ernesto Macías salió en defensa del presidente y atacó a Cepeda.

Este fanfarrón Cepeda anda envalentonado y cree que puede amenazar con sus “influencias” hasta al propio Presidente de la República. Está con ínfulas porque todavía no ha habido justicia para él”, escribió en Twitter.

El senador del Polo no respondió al trino del expresidente del Senado.

La decisión de Cepeda, de estudiar acciones contra Duque, se debe a la propuesta que lanzó el Centro Democrático sobre una asamblea constituyente para reformar la justicia.

Pese a que el jefe de Estado no dio un espaldarazo total a la idea de su partido, sí estuvo de acuerdo en que hay una “necesidad” de cambiar la justicia en Colombia.

Cepeda señala, en uno de sus trinos, que cuando él fue investigado por el caso de falsos testigos, por denuncia de Uribe, se defendió y la justicia le dio la razón, sin necesidad de proponer una constituyente.