Mediante un comunicado de prensa, el ente acusador aseguró este sábado que está investigando actualmente la muerte de estos 12 caballos que eran utilizados diariamente en los cocheros de Cartagena, los cuales fallecieron en diciembre pasado.

“Avanzamos en las indagaciones que permitan identificar las posibles responsabilidades y establecer las circunstancias que ocasionaron el deceso de los equinos, que eran usados para el servicio de coches turísticos en el Centro Histórico”, precisó.

De acuerdo con la Unidad Municipal Técnica Agropecuaria (Umata), 17 caballos en total presentaron problemas de salud el pasado 24 de diciembre, al parecer, por suministro de afrecho en su alimentación, indicó Infobae.

“Había animales con una condición avanzada, difícil de resolver, y por tanto, murieron algunos, me reportan los veterinarios que fueron 12 y que el resto está en una condición de salud mejor”, afirmó Luisa Horta, directora de la Umata, en ese mismo medio.

La Fiscalía, igualmente, señaló que la Policía Nacional y el Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma) allanaron esta semana las caballerizas de Marbella, para constatar en qué estado están los equinos.

Según informaron las autoridades, el lugar no cuenta con las instalaciones adecuadas para la estadía de los caballos. Asimismo, enfatizaron que los animales tienen afectaciones físicas y la alimentación que les suministran no es la indicada.

“Las verificaciones también se realizaron en el Centro Histórico por donde transitan los carruajes. En el recorrido quedó en evidencia que los equinos cumplen largas y extenuantes jornadas y soportan exceso de peso durante la prestación del servicio”, agregó.

Debido a esto, seis caballos y un asno fueron recogidos preventivamente y puestos a disposición y protección de la Secretaría Distrital de Gobierno de Cartagena y la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata).