Además de pagar cárcel, se les condenó a pagar alrededor de 2.434 millones de pesos de multa como culpables de interés indebido en la celebración de contratos, informó RCN Radio.

Los hechos por los que recibieron la pena datan de 2012, durante la administración Petro, cuando se adquirieron 100 motocicletas eléctricas por un valor de 4.357 millones de pesos, detalla la emisora.

De ese monto, prosigue RCN, el sobrecosto total ascendería a 1.200 millones, pero además el contrato y la compra se habría efectuado “de manera directa a una empresa que no contaba con los requisitos básicos exigidos” y escogida sin una licitación pública.

Por si fuera poco, el medio señala que los vehículos nunca se pudieron usar por resultar defectuosos.