El joven fue enviado a la cárcel por el delito de feminicidio, por hechos que se remontan al pasado 27 de abril cuando, según Vanguardia Liberal, Hernández fue hasta la vivienda de Ariza para “insistir” en que continuaran con su relación amorosa, ya que ella lo había rechazado en varias oportunidades.

Como la mujer no accedió a las pretensiones del joven, este “habría tomado un cuchillo y atacó en varias oportunidades a la mujer”, explica ese medio, que cita información que recopilaron investigadores del CTI de la Fiscalía.

Pese a que la mujer fue auxiliada por vecinos y familiares que la trasladaron hasta un hospital en Landázuri, los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida ante la gravedad de las heridas.

En cuanto a Hernández, Blu Radio conoció que huyó de la finca Los Mangos, en la vereda Palmira (corregimiento Alto de Jordán), sin importar que la mujer estaba agonizando. Días después, la Policía lo encontró “escondido” en otra finca aledaña a donde ocurrieron los hechos.

El brutal ataque contra esta mujer despertó la indignación de la comunidad santandereana, pues según la emisora este caso trajo a la memoria la historia de la sargento chilena que fue asesinada e incinerada en una finca en Santander al parecer por su novio: el colombiano Juan Valderrama.

Si bien Hernández no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía, un juez ordenó recluirlo en una cárcel de Vélez como el principal responsable de la muerte de Ángeles Ariza.