Corredor compró un apartamento que administraba la Dirección Nacional de Estupefacientes, avaluado en 1.600 millones, y que fue objeto de extinción de dominio a Félix Gaitán Molina y Cecilia Cendales de Gaitán, narcotraficantes del clan ‘Gaitán Cendales’,  informó La FM. Pero un informe de la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf), agregó el medio, dijo que la mujer no tenía los recursos económicos para adquirir el inmueble.

En ese documento de la Uiaf, además, también se señalan presuntas irregularidades del negocio entre Corredor y Benedetti, dijo Caracol Radio, al parecer, porque un mes después de que la propiedad pasara a nombre de la exasesora, el apartamento, de más de 400 metros cuadrados, quedó a nombre de Benedetti.

La detenida le había dicho a El Tiempo que cuando ella adquirió el apartamento, este no pasó a su nombre de inmediato. Luego lo puso en venta y la entonces esposa de Benedetti lo quería, relato ella, según el medio, pero el senador no quería hacer “negocios” con la DNE, por lo que ella pasó la propiedad a su nombre y poco después al del congresista.

Al respecto, Benedetti dijo en su cuenta de Twitter que la detención de Corredor es por la compra del apartamento y no por el negocio que ella hizo con él.

“La captura no es porque se investigue un negocio conmigo! Tiene que ver con sus finanzas, de cómo adquirió unos bienes y la presionan por alguna relación conmigo”, escribió.