Carvajal fue puesto ante un juez de garantías del municipio cundinamarqués, donde le imputaron los cargos de homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo con porte ilegal de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares, en concurso con hurto calificado y agravado, publica W Radio.

La Fiscalía, citada por esa emisora, cree que la banda criminal que perpetró la masacre en la vereda Malambo de Guaduas está conformada por 8 integrantes más, a los que le siguen la pista.

El crimen por el que se le acusa a John Freddy Carvajal ocurrió el pasado 2 de agosto cuando él y sus cómplices les dispararon en la cabeza a 4 jóvenes que se transportaban en un carro. Posteriormente decapitaron sus cabezas y lanzaron los cuerpos al río Magdalena.

2 de las víctimas no tenían antecedentes judiciales, mientras los otros 2 sí presentaban anotaciones, uno por extorsión, tráfico y porte ilegal de armas en 3 ocasiones; el otro, por lesiones personales por una riña.

Se presentan como paramilitares y presionan a las víctimas con pagos ilícitos, como vacunas, para permitirles trabajar”, dijo sobre la masacre la Fiscalía adscrita a la Seccional Cundinamarca al explicar que en el Bajo Magdalena se presiona a comerciantes y empresarios.