El Juzgado 25 Penal Municipal de control de garantías envió a la cárcel a Yeferson Marcial Angulo Quiñones y Juan Carlos Loaiza Ocampo, los dos capturados y presuntos responsables por la masacre de cinco jóvenes en el barrio Llano Verde de Cali, que ocurrió el pasado 11 de agosto.

Los señalados como autores del crimen no aceptaron los cargos por homicidio agravado en concurso homogéneo sucesivo con tráfico de armas.

Según conoció el diario El Tiempo, la Fiscalía informó en la audiencia, de más de seis horas de duración, que cuatro de los cinco jóvenes asesinados recibieron disparos en la cabeza y que el restante fue masacrado con una arma cortopunzante.

Los capturados aceptaron que estuvieron en el lugar de los hechos, pero aseguraron que es Gabriel Alejandro Bejarano la persona que les disparó a los jóvenes en aquella noche, detalló la emisora Blu Radio.

El juez aclaró que la medida de aseguramiento contra los capturados es Angulo y Loaiza es provisional y que, si su defensa es capaz de demostrar que son inocentes, serán liberados.

Las autoridades también señalaron que tiene identificada a la tercera persona que habría participado en la masacre, y a quien los capturados señalan de disparar.