El operativo se llevó a cabo durante 5 días en los que el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación logró las capturas en los municipios de Piendamó y Timbío (Cauca), así como en la ciudad de Popayán, informó el ente acusador en un comunicado. 

Según la información oficial, los hechos se habrían presentado entre los años 2015 y 2020. La mayoría de los detenidos hacen parte del núcleo familiar de los niños que habrían sido abusados, pero también se capturaron a conocidos y allegados que habrían aprovechado su cercanía con las familias para violentar a los menores, agregó el organismo judicial.

Uno de esos casos es el de una mujer, estudiante de la carrera de atención a la primera infancia, quien es señalada por la Fiscalía de haber tocado las partes íntimas de un niño de 13 años y de haber solicitado fotos íntimas a una niña de 10 años, indicó el ente acusador. 

El organismo judicial agregó, en la misiva, que imputó a todos los detenidos con los cargos correspondientes por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, actos sexuales con menor de 14 años, actos sexuales abusivos con menor de 14 años agravado y simple, acto sexual violento con menor de 14 años agravado y acceso carnal violento. 

Después de examinar las pruebas presentadas por la Fiscalía, los jueces de control de garantías en Cauca ordenaron que 18 de los presuntos abusadores de menores cumplan la medida de aseguramiento en la cárcel y los otros dos lo hagan en detención domiciliaria, apuntó el ente acusador.

Este es el comunicado de la Fiscalía General de la Nación:

Operativo contra presuntos abusadores infantiles en todo el país 

Durante el pasado 2 de octubre, la Fiscalía informó sobre un operativo a nivel nacional que logró la captura de 147 personas señaladas de cometer abuso sexual contra menores. 

Ese operativo de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación logró las capturas anteriormente mencionadas en Antioquia, Atlántico, Caquetá, Santander, Risaralda y Bogotá. 

El ente acusador informó, en ese momento, que los capturados eran hombres y mujeres de entre los 18 y 84 años que habrían atentado contra la integridad de los niños a través de intimidaciones sexuales llevadas a cabo en redes sociales e incluso de graves delitos como acceso carnal. 

En ese operativo también se estableció que varios de los agresores sexuales eran los mismos familiares de los menores que fueron víctimas, pero también que muchos de los presuntos abusadores se contactaron a través de redes sociales con los pequeños. 

Fue el caso que denunció una madre, en Noticias Caracol, quien admitió que no sabía qué era lo que hacía su hijo y pensó que el pequeño estaba pegado a sus dispositivos móviles por razones académicas. Su hijo, de 12 años, estaba siendo engañado por un hombre que se hacía pasar por mujer y quien le pedía fotos íntimas.