El anuncio del fiscal general encargado, Fabio Espitia, confirmó que este hombre es solicitado por la Corte Distrital de Columbia por el delito de tráfico de estupefacientes.

“Soto Charry está identificado por la oficina del Alto Comisionado de Paz como integrante de las Farc, que se acogió a los acuerdos de paz. Cabe recordar que Soto Charry fue condenado como autor del atentado de casa bomba, ocurrido en Neiva, Huila, el 14 de febrero del año 2003”, puntualizó el funcionario.

A lo que se refiere Espitia es al fallido atentado contra el entonces presidente Álvaro Uribe en inmediaciones del aeropuerto de Neiva en el que Soto Charry, conocido en la guerrilla con el alias de ‘el Ingeniero’, diseñó unas rampas para lanzar un potente explosivo al avión presidencial en el que se transportaba el hoy senador y el objetivo era desestabilizarlo para provocar un choque, informó El Tiempo en 2003.

Sin embargo, el atentado se frustró cuando la vivienda desde la cual se cometería el atentado explotó poco antes de que llegara la aeronave. En esa ocasión, Uribe se salvó pero fallecieron 15 personas –nueve policías, una fiscal y cinco civiles–, y otras 66 resultaron heridas.

Además, “durante una diligencia de allanamiento practicada por el CTI en el apartamento de Soto fueron hallados los planos de las rampas y otros documentos que lo involucran no sólo con el atentado de Villa Magdalena, sino con otras acciones terroristas registradas por las Farc en el Huila”, agregó el diario.

Por ese atentado ‘El Ingeniero’ ya había sido condenado en ausencia a 30 años de cárcel, acusado de terrorismo, homicidio agravado y concierto para delinquir. Además, era el principal explosivista de la ‘Teófilo Forero’ y se encargaba de la siembra indiscriminada de minas antipersonal en los departamentos de Huila y Caquetá, recordó Semana.

Soto Charry ya había sido detenido en 2011, pero se desconoce cómo recuperó la libertad.

El fiscal Espitia informó que este hombre fue capturado por operaciones simultáneas que adelantaron las autoridades en Neiva y Armenia, en las que además cayó Alfredo Molano Cutiba, sobre quien también pesa una orden de captura con fines de extradición por narcotráfico a nivel transnacional.

De acuerdo con las investigaciones, la ruta que se utilizaría para el envío de la droga iba desde el Huila, pasaba por Caquetá y Putumayo, continuaba en Ecuador y tenía como destino final los Estados Unidos, puntualizó el funcionario.

Así se registraron las capturas: