La Policía de Caldas llegó al sitio después de recibir la alerta de los vecinos del barrio El Banqueo, en zona rural, por un hombre que, al parecer, estaba agrediendo a un caballo de su propiedad, informó RCN Radio. 

“Al llegar al sitio, los uniformados se encontraron con una escena macabra, en la que el animal estaba dentro de un hueco listo para ser enterrado, pero a pesar de que estaba agonizando, aún tenía signos vitales”, detalló el coronel Guillermo Alejandro Carreño, comandante operativo de la Policía de Caldas, en diálogo con esa frecuencia radial.

Al ser interrogado, el dueño del caballo dijo a la Policía que el animal estaba enfermo, razón por la que tuvo que inyectarle una sustancia química y posteriormente enterarlo en un potrero cercano a su vivienda, apuntó La Cariñosa de RCN Radio. 

Posteriormente, las autoridades capturaron al hombre y le dijeron que ese no era el procedimiento a seguir en esos casos. Al equino se le tuvo que aplicar la eutanasia en un centro veterinario de la región, señaló esa cadena radial. 

“El animal fue valorado por un veterinario en compañía de los carabineros, quien tomó la decisión de aplicarle la eutanasia para evitar que siguiera sufriendo”, apuntó Carreño, en diálogo con ese medio. 

Ahora, el hombre de 62 años deberá responder por el delito de maltrato animal, ya que atentó contra la vida, la integridad física y emocional del equino, añadió esa emisora. 

De hecho, la pena que le puede caer encima sería muy grave. Según Caracol Radio, la persona que maltrate o le cause la muerte a un animal podrá incurrir en una condena de 12 a 36 meses de prisión y deberá pagar una multa de 5 a 60 salarios mínimos legales vigentes.