El nuevo proceso tiene que ver, nuevamente, con presunta manipulación de testigos en la que habría incurrido el expresidente Álvaro Uribe.

El juez estableció que la Fiscalía debe tener en cuenta la investigación de la Corte Suprema de Justicia contra el también exsenador. Y argumenta que el ente acusador debe adecuar al proceso todo el acto de la Sala de Instrucción de la Corte, por lo que la indagatoria sería tenida en cuenta como una audiencia de imputación de cargos.

Lo anterior, detalla CM&, se traduce en que Álvaro Uribe quedará vinculado a un proceso penal por los delitos de soborno a testigos en actuación penal y fraude procesal.

Pese a esa primera decisión, el juez considera que Uribe puede seguir en libertad porque, dice, una medida de aseguramiento no se puede adecuar entre el antiguo sistema penal y el sistema penal acusatorio.

Proceso contra Álvaro Uribe

Con base en lo anterior, el despacho explicó que los dos caminos que tiene la Fiscalía en el marco del proceso contra Álvaro Uribe son: presentar acusación e iniciar un juicio o radicar una solicitud de preclusión.

Uno de los primeros en reaccionar ante la decisión del juez fue el senador Iván Cepeda, que considera un avance estas nuevas medidas.

“Hoy avanzamos significativamente en el caso Uribe. A pesar de que el Juez 4o Penal de Circuito no aceptó mantener la detención de Uribe, con una impecable argumentación jurisprudencial ordenó mantener imputación y validez de la prueba practicada. Queda libre, pero imputado. Respeto y acatamiento ante los jueces de la República”, sostuvo Cepeda.