Las procesiones nocturnas, que fueron declaradas por la Unesco como patrimonio oral e inmaterial de la humanidad, no se harán para frenar la propagación del coronavirus, anunció Unicauca Estéreo.

La decisión se tomó pese a que la misma Fundación Junta Permanente Pro Semana Santa había anunciado hace unos días que los eventos no serían cancelados.

Aunque señalaron que acatarían las normas o protocolos adoptadas por las entidades gubernamentales de cara a la emergencia nacional por coronavirus.

Este lunes, el anuncio lo hizo Guillermo Ospina, presidente de la junta:

“Con el corazón hecho trizas y naturalmente el sentimiento de ‘popayanejo’, carguero y de miembro de la familia ‘semanasantera’, pero la sensatez y la razón deben imponerse, y aquí todos estamos para colaborar con los temas de sanidad y salubridad”.

La Semana Santa comenzará el Domingo de Ramos del próximo 5 de abril e irá hasta el Domingo de Resurrección el 12 del mismo mes.

Más temprano, la Iglesia católica anunció que todas las arquidiócesis adoptarán medidas como las misas a puerta cerrada y que las ceremonias de exequias no se permitirá la presencia del cadáver.