Alrededor de 11.000 millones de pesos se girarán a las cuentas de Colombia Humana y el Movimiento Alternativo Indígena y Social (Mais), pero no se quedarán con el dinero porque se utilizará para pagar deudas y préstamos que se le hicieron al entonces candidato, dijo Petro en Twitter:

“Los que aportaron con sus créditos a mi campaña presidencial recibirán los pagos, sin intereses, a pesar de la injustificada demora”.

Pese a que el CNE tomó la decisión, el pago a las cuentas de los dos movimientos lo hará efectivo la Registraduría Nacional.

“Pese a que el cálculo de la reposición de los más de 8 millones de votos que logró Gustavo Petro en segunda vuelta se tasa en 45.227 millones de pesos, el CNE sólo ordenó el reconocimiento de los gastos netos reportados por la campaña”, detalló LA FM.

En ese sentido, el más beneficiado será el Banco Sudaméris porque “tiene un crédito pignorado por 5.000 millones de pesos” y “los únicos magistrados que se opusieron al pago de este dinero fueron los del Centro Democrático, Renato Contreras y Pedro Gutiérrez”, indicó la emisora.

Cabe recordar que en febrero de este año, el CNE también aprobó un pago por casi 24.000 millones de pesos por la reposición de votos que obtuvo la campaña de Petro en la primera vuelta presidencial.

Sin embargo, el estudio sobre si se pagaba o no ese dinero se debe a una solicitud de la Contraloría de Bogotá para embargar ese dinero porque Petro tiene sanciones de 40.000 millones de pesos por decisiones administrativas que tomó cuando fue alcalde de Bogotá y le dejaron perdidas a la ciudad.