La mandataria capitalina enfatizó que la verdadera preocupación de Iván Duque debería ser la reactivación económica y la atención de la crisis que vive Colombia por el COVID-19, en vez de estar atento a lo que pase con el expresidente Álvaro Uribe Vélez; según ella, las prioridades del país no eran vengar a la justicia, informó Blu Radio.

“No eran vengar a Uribe, nunca lo han sido y hoy mucho menos. Las prioridades de Colombia son recuperar el empleo y recuperar la educación”, indicó la alcaldesa en un evento del Partido Verde.

López enfatizó, de acuerdo con la emisora, que lo que necesita el país en estos momentos es una estrategia efectiva, como la que tomó Estados Unidos para salir de la Gran Depresión de los años 30, para reactivar la economía y el empleo, e indicó que centra sus esfuerzos en una reapertura de la capital del país lenta, “pero segura”.

“Quienes han intentado reactivar la economía sin cultura ciudadana y sin entender las limitaciones de la pandemia terminan fracasando y afrontan un rebrote peor”, manifestó la mandataria de los bogotanos, según el medio.

Aunque la alcaldesa le apuesta a una “reapertura lenta”, expertos manifestaron recientemente que el plan que utilizará para ponerle el acelerador a la economía de la ciudad lo único que tiene son alivios tributarios y no un programa de choque con el que se mitigue el impacto de la crisis y se generen nuevos empleos.

De hecho, manifestaron que el ‘Plan Marshall’ (como lo llamó López), aparte de tener solo alivios para los bolsillos y no para las empresas en plena crisis, carece de medidas que impulsen a los sectores más afectados por los cierres que sigue implementando el Distrito para evitar la propagación de la enfermedad.

“El Plan Marshall fue diseñado para reconstruir Europa después de la Segunda Guerra Mundial y estaba enfocado en construcción de infraestructura y el gasto directo. Aquí no hay nada de esto”, dijo Mauricio Santamaría, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif).