La Dirección General Marítima (Dimar) tomó esa decisión para prevenir la llegada de la epidemia china coronavirus a Colombia, pues el buque pasó por cinco puertos asiáticos, uno de ellos, en China, según Caracol Radio.

Las medidas preventiva consiste en verificar los últimos 10 puertos en los que paró el buque, estudiar una declaración que el capitán de la nave tiene que enviar en la que reporte, de acuerdo con la emisora, posibles alteraciones de salud de los 21 tripulantes.

Si las autoridades marítimas lo consideran necesario, dijo el medio, pasarán a hacer una revisión más detalla y, de encontrar sospechas del virus chino, la embarcación sería puesta en cuarentena en una zona especial.

No obstante, el capitán Camilo Franco, comandante del Puerto de Tumaco, aseguró en RCN Radio que ese buque “no representa riesgo”, pues ninguno de los tripulantes bajará de la embarcación ya que vienen a es a cargar petróleo.

Cabe recordar que más de 70.000 personas en el mundo están infectadas por ese virus, que ha matado a más 2.000.

Entre los contagiados se encuentra un colombiano, hasta ahora el primer caso de un connacional con esa epidemia, que trabajaba en el crucero japonés Diamond Princess, que duró en cuarentena más de 10 días luego de que se detectara el virus en uno de los pasajeros, y que terminó propagándose a más de 500 personas que iban en esa nave.

En ese crucero también se enfermó un argentino. Él y el colombiano son, hasta ahora, los primeros latinoamericanos enfermos de coronavirus.