El fiscal del caso, Daniel Hernández, considera que Gustavo Enrique Bejarano Romero, mayordomo de la finca del exembajador Fernando Sanclemente donde hallaron laboratorios de coca, tiene información relevante sobre las actividades ilícitas que se ejecutaron.

Así lo aseguró Blu Radio, que agregó que Bejarano Romero recibiría impunidad penal, a cambio de dar nombres de los involucrados en la narcofinca, ubicada en Guasca, Cundinamarca.

El documento donde queda por escrito el principio de oportunidad del mayordomo empezará a hacerse en los siguientes días, de acuerdo con la emisora.

La Fiscalía ya había tenido un preacuerdo con otro mayordomo de la finca de Sanclemente, Laureano Martínez, que consistía en que el empleado se iba a declarar culpable de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado, tráfico de sustancias para procesamiento de narcóticos, falsa denuncia y concierto para delinquir agravado.

Sin embargo, el fiscal general Francisco Barbosa lo tumbó porque consideró que no se “ahondó en lo que podía revelar Laureano sobre el exembajador”, dijo La Silla Vacía, citando al abogado de Martínez.

Entretanto, la Fiscalía, que ya escuchó las declaraciones del exembajador, que renunció a su cargo para dedicarse a defenderse, deberá decidir si lo llama a una audiencia de imputación de cargos o si archiva el caso contra él.

Según Sanclemente, los mayordomos serían los responsables de permitir el funcionamiento de los narcolaboratorios. En cambio él, asegura, es inocente al igual que su familia y socios, que nada tienen que ver con el narcotráfico.