Según marcan los documentos divulgados por ese medio, Francisco Barbosa estuvo en 68 comisiones dentro del país y otros 15 viajes al exterior, a destinos como Estados Unidos, Suiza, Francia y España, entre otros. 

La región nacional a la que más viajó fue Norte de Santander, donde fue 8 veces durante su cargo como Consejero Delegado de Derechos Humanos. Incluso, una de esas fue para asistir al concierto “Venezuela Aid Live”, que se llevó a cabo en la frontera con ese país, apuntó la frecuencia.

Al respecto de los viajes al extranjero, la información detalló que en septiembre de 2018, solo un mes después de haberse posesionado en el cargo, acompañó al presidente Iván Duque a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York. Allí estuvo 5 días, entre el 22 y el 27 de septiembre, indicó ese dial. 

Durante el 2019, el hoy fiscal completó los 15 viajes internacionales que hizo durante su permanencia en la Consejería. Ese año estuvo en Ginebra, en la Haya, tuvo reuniones bilaterales en Washington, fue a Jamaica, participó en un seminario en París, volvió a Ginebra y otra vez estuvo en Washington, agregó ese medio. 

Barbosa ha estado en el ‘ojo del huracán’ desde que se supo que había viajado con su esposa, su hija y una amiga de la niña, a San Andrés, durante la contingencia por la pandemia de coronavirus. 

Al respecto, el fiscal aseguró en rueda de prensa que fue a la isla con una comisión de la Fiscalía, pero que su hija le pidió acompañarlo. 

En cuanto a los gastos de la niña y su amiga, el funcionario aseguró que corrieron por su cuenta y que las pequeñas ni siquiera salieron del cuarto de hotel, donde se hospedaron.