Prefiero aceptar la pérdida de una batalla ante Coronell, que vivir con la deshonra a la confidencialidad a la que estoy obligado con mis clientes”, afirmó el jurista, en un comunicado. 

Abelardo de la Espriella, quien inició una demanda por difamación en 2018 contra Daniel Coronell, abandonó el caso después de que la defensa del periodista solicitara todos los “contratos de asesoría legal” que ha celebrado su firma de abogados en los últimos 6 años.

El jurista indicó que sus contratos están sujetos a una cláusula de confidencialidad que no piensa romper; así que decidió retirar la denuncia, pues cree que la confidencialidad entre cliente y abogado es “el más preciado de los principios en el sagrado derecho de la consejería jurídica”. 

Hasta el momento, Coronell no se ha pronunciado al respecto. Sin embargo, se ha dedicado a replicar trinos, en su cuenta de Twitter, de personas que celebran lo ocurrido y que aprovechan para burlarse de Abelardo de la Espriella.