En una de las montañas del lugar, nueve niños estaban aprendiendo a escalar, acompañados de un guía turístico, un adulto y una abuela, informó Noticias Caracol. Posteriormente, llegó un grupo de ciclistas y con ellos aparecieron los delincuentes, que sometió a todo el grupo, señaló el informativo.

Una mujer víctima de ese episodio relató en Caracol Radio que los delincuentes llegaron amenazándolos y exigiéndoles que se agacharan. Varias de las personas intentaron huir, contó ella en la emisora, pero como era una zona montañosa no había para donde. Fue entonces cuando uno de los delincuentes lanzó un tiro al aire, y empezó a golpear a la mujer y su amiga.

“A mí me pegaron con un palo en la pierna derecha, y a ella [la amiga] la cogieron en el piso y le pegaron con una correa. A todos nos colocaron en el piso con las manos atrás”, detalló la víctima.

Posteriormente, los delincuentes hicieron desnudar a la mujer y su amiga, relató la entrevistada en la frecuencia radial, y las llevaron a una cueva. “Teníamos mucho miedo de que fuera un caso de violación. Sin embargo, un ladrón le dijo al otro que ellos eran ladrones y no violadores”, apuntó la víctima.

Ahí, los vándalos trasladaron al resto de las personas, incluyendo a los niños, a la cueva, donde les hicieron quitar los zapatos y les amarraron las manos, indicó a Caracol Radio la mujer.

La víctima manifestó en la emisora que los ladrones iban a pie, y que, por lo que se ve en una fotografía donde los delincuentes quedaron, los estaban vigilando desde una piedra.

Otro de los afectados grabó un video de los momentos posteriores al atraco, que difundió Noticias Caracol, en el que señala que se robaron bicicletas, celulares, y muestra las heridas de una de las víctimas.

De acuerdo con el informativo, los afectados denunciaron que el atraco duró cerca de hora y media y que la Policía de Cundinamarca se demoro en atender el caso y no los acompañó a hacer la respectiva denuncia.