Eso indica el reporte preliminar que entregó el diario El País, que dijo que se trató de un ataque con granada y que entre los heridos hay tres policías, tres mujeres y un menor de edad.

Varios de los afectados, que según el medio local son unos 13, fueron trasladados a hospitales de la ciudad, mientras que el pánico y la confusión se apoderaron del sitio.

En un video que publicó en Twitter el analista político Ariel Ávila se observa que Policía y Ejército se tomaron la zona, y que evacuaron a las personas para inspeccionar el sitio en donde se produjo la detonación.

Un hombre que graba, y que se identifica ante los policías como reportero de prensa, narra que en ese sitio “se cuadran las rutas (de transporte) y los jeepetos”, y que en el sitio hay “escenas de dolor” ya que se encontraban familiares y allegados de los cinco jóvenes que fueron encontrados asesinados en un cañadulzal, dos días atrás.

Nosotros estábamos acompañando a las familias cuando escuchamos el estallido […] Se llevaron heridos a unos funcionarios de la Sijín que están investigando lo de la masacre”, manifestó una mujer en la grabación.

Las autoridades recolectan información para tratar de establecer quién está detrás de esta explosión, al tiempo que ofrecen hasta 200 millones de pesos de recompensa para quien brinde información de los responsables de la masacre de los cinco jóvenes, que tenían entre 14 y 18 años.