En un video aficionado quedó registrado el momento en el que varios encapuchados lanzan un artefacto explosivo contra el helicóptero de la Policía, que hacía un sobrevuelo por el sitio.

Para eso, los vándalos usaron una improvisada bazuca y la accionaron en plena vía pública, al tiempo que varias personas aplaudían y celebraban la acción terrorista.

La grabación fue compartida en Twitter por la emisora Noticias Calidad, y allí se observa que el proyectil al parecer no hizo blanco en el aparato.

En la protesta hubo enfrentamientos con la Fuerza Pública, y de acuerdo con la Policía de Cali una tanqueta de la institución también fue atacada “con arma de fuego”. El general Hugo Casas, comandante de Policía en la ciudad, mostró en su perfil de Twitter las marcas que según él quedaron en el vehículo oficial producto de “los impactos”.

En medio de estos disturbios, el secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar, confirmó la muerte de una persona que había resultado herida cuando presuntamente manipulaba explosivos dentro de la Universidad del Valle.

Asimismo, el funcionario indicó que hay por lo menos seis personas heridas al parecer por la misma situación, la cual obligó a suspender la jornada de clases mientras las autoridades retoman el control.

En cuanto al estado de salud de los heridos, El País de Cali dio a conocer el reporte que entregó la clínica Valle de Lili sobre dos de estas personas:

“El primer paciente, de 24 años, con heridas por manipulación de artefacto explosivo, presenta heridas y compromiso severo en extremidades superiores y lesiones de tejidos blandos […] el segundo paciente, de 26 años, ingresó por urgencias a las 15:34 horas con heridas por manipulación de artefacto explosivo, compromiso severo de la cara, extremidad superior izquierda, piernas, lesiones de tejidos blandos y heridas en múltiples partes del cuerpo. El paciente continuará en cirugía”, explicó la institución, reporte que recogió el medio local.

En medio del caos, varios encapuchados intentaron prenderle fuego a un bus del Mío, pero la rápida reacción de la Policía evitó una tragedia.

La manifestación en Univalle comenzó en rechazo por la muerte de Jonathan Landines, el joven que murió a causa de la explosión en un resguardo indígena en Dagua el pasado 21 de marzo, pero terminó empañada por estos actos de violencia.