El Gaula dio a conocer, por medio de un comunicado, que una patrulla de uniformados de operaciones especiales que adelantaba un reconocimiento en el sector de ‘Pica pica’, en límites con Norte de Santander, fue “emboscada desde diferentes flancos”.

La reacción de los policías, dice, fue la de protegerse de los disparos y “responder al ataque”, lo que propició un enfrentamiento con “la banda de delincuencia que había secuestrado al ganadero”, desde el pasado 28 de febrero en su finca en Cesar.

“Durante el enfrentamiento con los delincuentes, estos toman la cobarde decisión de ultimar la vida del ganadero, de 50 años, que, según se ha podido establecer, estaba custodiado por varios sujetos fuertemente armados, en condiciones deplorables”, se lee en el boletín.

La Policía dice que un equipo del CTI de la Fiscalía llegó al sitio para inspeccionar el cuerpo del empresario y “dejar esclarecidos los hechos durante el procedimiento”, y que se logró la captura de “4 integrantes del grupo criminal” que estaban custodiando al secuestrado.

Además, en varios allanamientos que se hicieron en Ocaña, la Policía dice que también se capturaron a “otros 5 de los secuestradores”.

Es un día muy lamentable para el país y nuestra institución. Extendemos nuestro profundo sentimiento de apoyo y acompañamiento a la familia de este ciudadano de bien, que por causa de estos cobardes asesinos perdió su vida”, lamentó la institución.

De Juan Pablo Castillo se supo, por medio de El Pilón, que fue secuestrado el pasado 28 de febrero en su finca en San Cayetano, donde se encontraba con tres adultos y dos niños, y que fueron amordazados mientras se llevaban al ganadero.