Esa es la primera versión que manejan las autoridades sobre el asesinato de la guarda de tránsito Lizeth María González Sanclemente, a la que, según El País de Cali, un hombre “le disparó sin mediar palabra” cuando se disponía a recibir su turno.

Esa misma versión la confirmó Andrés Calderón, supervisor de agentes de tránsito, que en diálogo con Blu Radio dijo que la víctima “salía de su lugar de residencia y se disponía a desplazarse hacia el trabajo. Afuera de su casa la esperaba un hombre que le propinó varios disparos”.

El medio local detalla que la mujer falleció en el sitio de los hechos y que su cuerpo quedó tendido a un costado de la motocicleta oficial, escena que conmocionó a habitantes y familiares de esta madre cabeza de familia.

En cuanto al sicario, los dos medios coinciden en que al parecer huyó en una motocicleta que lo esperaba cerca de allí, y por eso la Policía indaga si alguna cámara en el sector alcanzó a registrar los hechos.

De González Sanclemente se sabe que tenía 44 años de edad, que llevaba 17 años trabajando en la Secretaría de Movilidad de Cali y que hacía parte de un grupo operativo especializado.

Este cuerpo oficial, explica la emisora, se encargaba de adelantar operativos en contra del transporte informal, por lo que otra línea de investigación se centra en averiguar si el crimen podría tener relación con sus labores.