Lo hizo en Instagram, en donde empezó por explicar la importancia de su propuesta de reducir en Colombia el número de horas de trabajo de 48 a 45.

Según Uribe, eso es indispensable para el país, con el fin de que los colombianos tengan un poco más de tiempo para sus familias, para la educación, para la recreación…

Entre sus consideraciones señaló la de los prolongados tiempos que gastan los trabajadores durante sus desplazamientos, principalmente en las grandes ciudades.

“Algunos han dicho: ‘¡Ah pero es que Uribe lo que decía de presidente era que había que trabajar más!’”, recordó el mandatario, y de inmediato se respondió él mismo.

“Sí. Lo decía para mis ministros, para los altos funcionarios, para mi persona. Que los que estábamos en ese momento al frente del gobierno, teníamos que trabajar sábados, domingos, lunes festivos”.

Pero fue más allá del significado de su consigna sobre trabajar en esa época para su círculo más cercano. Dijo que lo hacían “sin noción de vacaciones, sin noción de noche, sin noción de día”, y termina con una amonestación: “No nos confundamos”.